Casos

 

 

Proyecto 01
Lugar: Garaje de condominio en la zona norte de la ciudad de San Pablo.
Problema: Infiltraciones en las juntas de dilatación y juntas frías. Vea el ejemplo al lado.
Historial: Durante 8 años se realizaron diversos intentos de impermeabilización, incluyendo el cambio total de la manta colocada durante la construcción, y posteriormente la aplicación de neopreno y cementicios en las juntas del lado superior. Sin obtener resultados satisfactorios, pues las infiltraciones volvieron después de algún tiempo, Se contrató a AFFA Químicos Ltda. para resolver el problema.
Solución: El equipo de aplicadores sospechaba que las infiltraciones no se debían totalmente a fallas en la manta, sino que también podían originarse en las cabezas de las juntas de dilatación y en el muro lateral del edificio.

Uno de los extremos de la junta mostrada en la parte superior pasa por debajo de jardineras, perpendicular al muro externo del edificio. La junta de la parte inferior comienza y finaliza también el muro externo.

La inyección del Gel Inject Plus MAX mostró que la sospecha era fundada, pues el gel apareció principalmente en los muros laterales, indicando así el camino de la infiltración, sellándola de forma definitiva.

Proyecto 02
Lugar: Tanque enterrado de tratamiento de efluentes de plantas petroquímicas.
Problema: Infiltraciones de agua de la capa freática, mezclada con aceite. Impedían revestir el tanque con resina éster vinílica. Por este motivo la obra no había sido concluida.
Historial: Durante 6 meses se realizaron diversas aplicaciones de resinas y cristalizantes en la superficie, con relativo éxito. En las áreas superiores del tanque, la entrada de agua tenía baja presión, en este punto los cristalizantes consiguieron detener la pérdida.

Sin embargo, al fondo y al final de las paredes laterales, la presión de pérdida expulsaba la camada de las resinas de sellado y afloraban manchas de aceite, que impedían la aplicación del revestimiento.
Solución: Debido a la presencia de aceite, el producto seleccionado debía presentar dos propiedades fundamentales:

• Alta adherencia al sustrato con aceite.
• Capacidad para expulsar aceite del hormigón.

El producto escogido fue el Gel Inject Plus PWG que, debido a sus aditivos elastoméricos posee alta capacidad de limpieza y adherencia al sustrato contaminado.

La técnica utilizada fue la de “cortina de inyecciones”, que creó un “zócalo” de gel impermeable entre la pared del tanque y la tierra, siempre inyectando del lado interno del tanque. El fondo se secó y el revestimiento de viniléster se aplicó sin problemas.


Proyecto 03
Lugar: Edificio de oficinas de la zona norte de San Pablo, cuyas losas están construidas con placas de hormigón pretensado.
Problemas: Infiltraciones en el 20º piso, en las laterales y uniones de las vigas con las columnas ubicadas en el centro del piso.
Historial: Las alternativas probadas durante varios años no presentaban resultados satisfactorios; la instalación de canalones, la aplicación de sellantes de neopreno, etc., siempre tenían el mismo final: tras algunos meses se volvían a producir pérdidas.
Solución: Los técnicos de AFFA Químicos Ltda. analizaron la estructura y llegaron a la conclusión de que 80 % de las pérdidas eran provocadas por la entrada de agua por los lados externos del edificio y por la unión de las columnas con las losas de hormigón pretensado. Por este motivo, una solución de impermeabilización con métodos tradicionales no sería 100 % efectiva.

La infiltración en el centro del salón de la oficina tenía el mismo origen, con el agua avanzando por los canales de distribución de tensión de las placas de hormigón pretensado.

El producto inyectado desde abajo hacia arriba, Gel Inject MAX, mostró que el análisis inicial era el correcto. Fue posible observar el gel saliendo de las cabezas de las columnas y en la terraza, lo que permitió sellar el origen de la infiltración.
 

Proyecto 4
Lugar: Industria textil en Bom Retiro – SP
Problema: Infiltraciones sobre las máquinas en puntos diversos del salón principal.
Historial: El edificio había sido reformado poco tiempo antes y un tratamiento convencional resultaría caro y poco práctico, pues la terraza está cubierta de césped y con una gran área que debía ser tratada.
Solución: El tratamiento de inyección química con Gel Inject MAX demostró su efectividad una vez más. En este caso también el gel buscó el origen de las infiltraciones, revelando que no todas provenían del área superior,  sino de las uniones de las losas superiores con las paredes laterales, o sea, en puntos que una impermeabilización de superficie no conseguiría cubrir.